FUNDARVEJA

LOGOTIPO FUNDARVEJA

El sector exportador de arveja está conformado en su base productiva por agrupaciones de pequeños productores de la región del altiplano central, occidental, norte y oriente del país. Se estima que son aproximadamente 60 mil familias en aproximadamente 200 comunidades.

Estos productores dedicados a la exportación enfrentan situaciones que limitan su crecimiento económico y la mejora de sus condiciones de vida y considerando que el grado de escolaridad promedio no supera el nivel primario, las oportunidades de ocupación y empleo son muy limitadas.

Se ha identificado que, dentro de las problemáticas más trascendentales para estas comunidades rurales están los temas de salud y nutrición, en donde año con año aumentan las tasas de desnutrición infantil crónica, la proliferación de enfermedades gastrointestinales y respiratorias, y otras enfermedades causadas por la mala alimentación y la deficiente higiene personal.

En la búsqueda de contribuir a la respuesta de estas necesidades en las comunidades productoras de arveja y otros vegetales no tradicionales, que viven en situación de pobreza y extrema pobreza, nace en el año 2016 la Fundación Nacional de la Arveja -FUNDARVEJA- como una iniciativa de las empresas exportadoras de vegetales.

La fundación está compuesta por un grupo de 25 empresarios exportadores de vegetales no tradicionales responsables con Guatemala, en búsqueda de generar desarrollo y mejores condiciones de vida para las familias productoras de arvejas residentes de área rural, a través de programas y proyectos enfocados a la generación de oportunidades de desarrollo económico, respetando la identidad y prácticas culturales, y la equidad de género. Enfatizando principalmente en las áreas de educación, salud, nutrición y saneamiento ambiental.

La arveja china y la arveja dulce como otros vegetales se han convertido en un generador de empleo y desarrollo en el altiplano central y occidental del país y es la principal fuente de trabajo para decenas de miles de familias de comunidades rurales que producen con orgullo los mejores vegetales del país, que son reconocidos por su calidad a nivel mundial.

Por ello, FUNDARVEJA como brazo social de la industria de exportación de vegetales, se convierte en un eslabón de apoyo para el desarrollo social y de capital humano, reconociendo el esfuerzo y valor de las familias productoras, a través de la búsqueda de alianzas estratégicas para conseguir los objetivos sociales que sean de común beneficio para dichas comunidades.